Dentro de la clínica dental hay numerosos puestos y funciones. Algunos de ellos son nuevos y diferentes en cada paciente. Otros son más repetitivos y mecánicos. Algunos son más visibles. Otros son menos relevantes, pero no por ello, son menos importantes para el buen funcionamiento de tu clínica dental. En algunos casos hay una interacción más directa con el paciente, en otros la interacción es mínima.

En cualquier caso, todos los procesos que se realizan en tu clínica dental son igualmente importantes. Todos tienen su peso y responsabilidad en la tarea de crear la mejor experiencia de paciente para tus clientes. El objetivo colectivo es lograr que el paciente salga de tu clínica con una sensación positiva, superior a sus expectativas. Queremos que se vaya con la percepción de que el trabajo está bien realizado, que ha sido alguien importante en ese momento y que nada estaba al azar en todo lo que ha sucedido durante su cita.

Pero claro, esta tensión y este nivel de exigencia hacia nuestros trabajadores es difícil de mantener durante el cien por cien del tiempo. Llegado a este punto, muchos doctores y propietarios de clínica nos han planteado que no saben qué hacer con su equipo. Y mi respuesta suele ser la misma en todas las ocasiones, debes motivar a tu equipo.

Los propietarios de la clínica, viven su negocio como algo propio, como la culminación de su visión y vocación profesional. Están dispuestos a realizar todo tipo de esfuerzos por la consecución del éxito de su negocio. Al mismo tiempo son responsables tanto de su clínica, como de sus pacientes, y de sus empleados. Todo esto es más que suficiente para mantener esa tensión que les permite dar el máximo con cada uno de sus pacientes.

Es tu negocio

Pero los empleados son diferentes. Ellos no están en su negocio, muchas veces no entienden los porqués de determinadas decisiones, o se encuentran realizando funciones repetitivas que les resultan incómodas o desagradables. Debido a esto, la calidad del  trabajo decae, el ambiente de trabajo se enrarece, pudiendo culminar en relajación y hastío. Este es el principio de los problemas laborales en la clínica. Es cuestión de tiempo que tus pacientes perciban una bajada sustancial de calidad, con una incidencia directa en la bajada de las primeras visitas, y la posterior caída de ingresos.

Todo esto tiene una solución, motivar a tus trabajadores, Debes hacerles partícipes de lo que sucede en la clínica, así como hacer que el negocio sea también algo un poco suyo. Esto lo realizaremos con la implantación del plan de motivación variable.

Premiar a tus trabajadores por el buen trabajo

Esta es otra de las preguntas que escuchamos a menudo, y la respuesta es Sí. La descripción anterior de la situación que tan a menudo encontramos en las clínicas dentales con dificultades, es razón suficiente para avanzar en esta dirección. El modo de ‘estimular’ la actividad del equipo e involúcrales en la consecución de los objetivos, es haciéndoles partícipes. Y premiándolos por ello anticipamos futuras caídas de la calidad del servicio, deterioro del ambiente laboral, bajada de los ingresos, etc.

¿Cómo debes hacerlo?

La clave es la transparencia. Todas las personas del equipo deben ser conocedoras de los objetivos y de cómo pueden alcanzarlos. Deben tener por escrito cuál es el método de evaluación que se aplicará para medir sus resultados. Esta evaluación debe ser aplicada de forma ecuánime a todo el equipo y se debe informar del progreso obtenido a cada persona.

La consecución de los objetivos para cada puesto deben estar asociados a la realización de tareas y funciones concretas, además de ser propias de cada puesto de trabajo. Estos objetivos deben ser realistas y alcanzables. No hacerlo así produciría mayor frustración y obtendremos el efecto contrario al deseado.

Conclusiones

Por lo tanto, cada empleado debe de realizar correctamente sus labores que están correctamente especificadas en los manuales operativos de cada puesto. La clínica debe alcanzar los objetivos económicos que se plantee en el plan de negocio anual y mensual. Estos objetivos deben ser realistas, alcanzables y anticipables. De este modo lograrás que tu equipo se sienta co-responsable directo de la consecución de su salario, y de la buena marcha del negocio.

Desde Kircos Consultores queremos ayudarte, nuestro equipo de expertos en optimización de RRHH está a tu disposición. Además somos expertos en Consultoría para clínicas dentales y estaremos encantados de resolver cualquier duda que te pueda surgir. Si quieres más información, te invitamos a contactar con nosotros sin ningún compromiso.

DESCARGA NUESTRO DOSSIER

    Los campos marcados con * son necesarios para enviar.

    Kircos Consultores - Dossier
    Kircos Consultores - Siempre motiva a tu equipo

    Soluciones reales para las
    necesidades reales de tu negocio.

    1
    👋¿Cómo podemos ayudarte?
    👋¿Cómo podemos ayudarte?